5 + 5 consejos para mejorar tu expresividad

Se habla con todo el cuerpo…con los gestos, la mirada, con la voz. Buscar calidez en la manera de proyectar el mensaje.

Cinco consejos para mejorar la expresividad de la voz:
  1. Modular la voz buscando la riqueza de matices sonoros evitando que sea monótona.
  2. Proyectar la voz hacia afuera, apoyándonos en el diafragma con una respiración consciente, tratando de que la garganta no acumule tensión.
  3. Modificar la intensidad de la voz, empleando una mayor o menor volumen, según la distancia o el grado de acercamiento con el interlocutor.
  4. Con nuestra voz podemos variar sensiblemente el tono, empleándola de modo más grave o agudo, para enfatizar lo que tenga mayor interés.
  5. El ritmo con el que hablamos tiene muchas posibilidades expresivas, acelerando o ralentizando levemente, o haciendo breves pausas.
 Cinco consejos para mejorar la gestualidad:
  1. Nuestro cuerpo expresa continuamente. Es importante tomar conciencia del valor de nuestros gestos mientras hablamos y también cuando permanecemos en silencio.
  2. Buscar una mirada directa, no solo con los ojos, sino también orientando todo el cuerpo hacia nuestro interlocutor, propicia un trato cercano y directo.
  3. Una postura erguida y abierta, con una discreta sonrisa y unos brazos que no están replegados, invitan a una buena comunicación.
  4. El ritmo con el que nos movemos al expresarnos puede predisponer favorablemente, haciendo gestos acompasados, que no sean acelerados ni imprevisibles.
  5. Es importante adecuar nuestra distancia corporal a la que requiere nuestro interlocutor (según su edad, grado de confianza, etc.), respetando su espacio personal y evitando una cercanía o distancia excesiva.
Javier Tonda
Socio Director y Co-profesor de Teatralízate, Escuela de teatro para la venta